A veces es necesario perderse para poder encontrar lo que estamos buscando.

VIP

A muchos nos gusta el ciclismo cuando queremos respuestas, o simplemente desconectar de las preguntas del día a día. Esa extraña sensación de la soledad absoluta, aunque estemos acompañados de grandes amigos, nos reconforta, nos sitúa de nuevo en la rutina.

 

Los viejos amigos nunca fallan. Pocas cosas en la vida son tan reconfortantes como saber que, a pesar del distanciamiento inevitable por los diferentes caminos que se van tomando, los buenos amigos siempre están ahí, sin condiciones, como si el tiempo no pasase.

 

Queríamos inaugurar esta sección VIP del blog con una persona muy especial. Eduardo Balo, Edu, es muy conocido en la ciudad e incluso más allá por su inconfundible personalidad, amigo de todo el mundo, gran consejero, saber escuchar…. y un largo etcétera de valores humanos. Le dimos a escoger el recorrido a su antojo. El sur de la Serra do Candán, entre las provincias de Pontevedra y Ourense es una zona desconocida para la mayoría. Por allí no se pasa, allí hay que ir. Viejas carreteras con ese típico asfalto gris muy liso pero con alguna zona agrietada es un indicativo que tiene poco tránsito.

VIP

El día invernal que nos tocó endureció un poco la salida, aunque no hacía mucho frío sí que la lluvia y humedad ambiental estaban presentes todo el tiempo.

 

Rápidamente nos olvidamos  de eso y las sonrisas se reflejaron en la cara al ver el increíble paisaje que nos íbamos encontrando. Zonas de bosque autóctono, con el típico musgo galaico, cielo gris, prados  verde intenso, cerramientos de piedra, pequeñas aldeas…. un mosaico de colores del invierno del que hay que saber disfrutar.

VIP

A pesar de ir los cuatro juntos, todos buscamos nuestro momento íntimo, ese en el cual quieres estar solo… y hablar contigo mismo. Eso es algo inherente al ciclismo auténtico, más allá del deporte como tal. La sensación de soledad y el desconocer la zona tienen un gran poder; es casi adictivo; es necesario para el bienestar mental.

Con Edu la experiencia de rodar a su lado casi roza el misticismo. Siempre lee tus inquietudes con habilidad y sabe tocar la tecla adecuada para calmar y atemperar. Es capaz de hacerte pensar que ese repecho no es tan duro, aunque lleves todo el desarrollo metido y no superes los 9 km/h.

 

Durante los 70 km que hicimos no hubo ninguna subida que superase los 3km de longitud, lo cual nos indica que nos movimos constantemente en ese llano gallego del 3%… pequeñas subidas, pequeñas bajadas…

VIP

Al regresar al punto de salida después de unas 3 horas perdidos en las tinieblas, después de cambiarnos y asearnos un poco, tuvimos la inmensa suerte de encontrar un sitio en una pequeña aldea próxima, Doade, en el que muy amablemente nos dieron de comer a una hora inusual un completo y suculento menú. Ahí compartimos impresiones sobre la experiencia vivida… y tramamos planes para repetir muy pronto.

 

Una gran jornada de ciclismo auténtico, al estilo Puncheur acompañados de Edu y Elías…. momentos especiales con gente muy especial.

VIP
La ruta en Strava

Palabras y fotografía: Daniel Gonzalez. Diseño y fotografía: Heine Christensen