Pablo “Pantani” siempre nos dijo que la subida al monte San Lois es una de las más bonitas que hay por nuestra zona; le llama el Mortirolo gallego por sus sucesivas curvas de herradura. El otro Pablo, Vilaseco, siempre nos dijo que para él la zona de Barbanza y en especial el monte Iroite, tiene un encanto especial: después de una larga y tendida subida se disfruta de unas inmejorables vistas de la ría y el atlántico. Y porqué no juntar las dos subidas el mismo día? Será el doble de disfrute ciclista.

S

San Lois & Iroite
Queríamos combinar las dos ascensiones  en un recorrido circular y no demasiado largo. Estamos en pleno invierno, y para el día 5 de enero la previsión era de una helada inmensa las primeras horas del día, aunque el sol radiante prometía hacernos quitar alguna prenda a partir de las 12. La subida al San Lois es corta, apenas 3 km, por una carretera estrecha y sinuosa con constantes curvas de herradura entre pinos y eucaliptos. La nota negativa es que la bajada debe ser en sentido contrario, ya que la carretera asfaltada acaba arriba en unas antenas.

 

Poco después de dejar el núcleo de Noia, al pasar por Boa veremos un cartel a la izquierda indicando San Lois. Ahí comienza la ascensión.

 

Por este  motivo optamos por comenzar y acabar la ruta en Serra de Outes en vez de Noia, para llegar con cierto calentamiento previo a la subida. Con lo que no contábamos era con el frío intenso  y la tremenda “xeada” que nos invitó a pasar 20 minutos en el primer bar que encontramos abierto en Outes. Nos costó arrancar de allí cuando vimos la lareira encendida y unos chorizos por allí colgando…..

San Lois & Iroite
Casi 3 km tiene esta agradable ascensión con sucesivas curvas en herradura por una estrecha carretera. En esta zona afortunadamente no hay rastro de helada y el asfalto está en buen estado, salvo alguna curva con restos de gravilla.

 

Desde la cima se divisa la ría de Noia perfectamente. Se nota el aire fresco y limpio, con una ligera brisa. La única nota negativa de esta subida es que hay que dar marcha atrás por el mismo camino para la bajada, ya que la carretera asfaltada termina arriba. Aún así, es totalmente recomendable disfrutar subiendo entre los pinares y las curvas y pararse arriba.

San Lois & Iroite
Tras bajar los mismos 3 km volvimos a dar a la carretera principal, en el núcleo de Boa. Y desde allí seguiremos en dirección Portosín. Al llegar a la playa de As Gaviotas cogeremos un desvío a  mano izquierda que indica Camboño, para ahora sí, empezar a subir el gran puerto de Iroite por esta vertiente tan poco conocida y transitada.

 

Los primeros 4 km hasta Camboño son por carretera estrecha en la que nos encontraremos con varias zonas de rampas especialmente duras, cercanas al 18%. Desde esa localidad la pendiente es más llevadera aunque en ocasiones roza entre el 8 y 10%. Los últimos 4 km son por la carretera principal que nos lleva directamente a la base militar EVA10. Es una zona restringida, así que mejor no pasar mucho tiempo por allí parado…. Aunque las vistas son dignas de dedicarle unos minutos y jugar a adivinar que es cada cosa. Los restos de nieblas bajas hacían más espectacular la estampa.

 

El descenso escogido por Pablo fue uno de los más largos y  rápidos que hay, la vertiente por Runs. Una bajada divertida sobre todo si la conoces ya que no existe tráfico alguno.

San Lois & Iroite
Cuando parecía que una vez superados los dos escollos del día ya todo serían risas hasta Outes de nuevo…. Pablo nos presenta a un nuevo amigo muy simpático llamado Cadarnoxo…. una zona con varios repechos de esos que te hacen arder las piernas cuando crees que ya no queda nada. Esos son los que más daño hacen porque no estás mentalizado. Ya estábamos salivando pensando en la cerveza al llegar y aún quedaban sorpresas por el medio. Es que Pablo quiso darle el toque Puncheur con algún repecho típico….

 

Una vez dejadas las corredoiras y enlazar con la carretera principal que une Boiro y Noia, en Moimenta seguimos en dirección Noia y Outes, esta vez sí por terreno muy favorable y motivados por los agradables rayos de sol que nos hicieron olvidar por completo la congelación que pasamos muy pocas horas atrás.

 

la ruta en strava

San Lois & Iroite
Texto, fotografía y diseño: Daniel Gonzalez